Cómo llevar tu comida al trabajo

Conoce la importancia de llevar tu comida al trabajo, tips y otros consejos.

En Recetas Nestlé® queremos que lleves una vida más balanceada, por eso acá te contamos los beneficios de llevar comidas al trabajo y algunos tips para que no fracases en el intento.

 

Alimentación en el trabajo

Los descansos son más que necesarios en el trabajo y especialmente la hora del almuerzo, ya que, a parte de su gran función de dividir la jornada laboral. Nos da el tiempo necesario para alimentarnos, tener un tiempo de descanso de la pantalla y de otros oficios, también es un buen momento para socializar y pensar en otra cosa que no sea trabajo.

Para que siga siendo positiva la hora del almuerzo, llevar la comida al trabajo hace que tengamos una alimentación balanceada. Algunos estudios aseguran que no solo ayuda al correcto funcionamiento de nuestro organismo, sino que también favorece el desempeño ya que ayuda a aumentar la vitalidad, la productividad, la atención, a despejar la mente y volver al trabajo con mayor energía. Razón por la cual ha venido creciendo el interés por crear dentro de las empresas, más entornos que faciliten las pausas con espacios adecuados y electrodomésticos que facilitan el consumo de alimentos como, por ejemplo, tener neveras para guardar alimentos fríos, microondas para calentar la comida en cualquier momento del día, mesas y sillas cómodas para poderlos consumir.

Prueba esta deliciosa receta de sándwich de atún y vegetales para llevar al trabajo
 

Lleva una comida balanceada

La comida que lleves al trabajo debe ser equilibrada, nutritiva, ligera sin que te llenes mucho, pero que sea sustanciosa aportándote la energía necesaria para continuar trabajando. 

No se recomienda comer mucho en la hora del almuerzo ya que puede afectar tu productividad al retomar las labores. Si quedas muy lleno, tu consumo de energía se concentrará en la digestión, razón por la cual debes evitar comidas con exceso de grasas o proteínas ya que, en las próximas dos horas (tiempo que dura la digestión) te sientes cansado, con sueño y te será imposible concentrarte en el trabajo.

Tampoco debes irte al extremo de saltarte las comidas por trabajo. Recuerda que el cerebro trabaja a partir de la glucosa y si no le damos al cuerpo el aporte de glucosa necesario, las neuronas no tienen la suficiente energía y no pueden mantener su estructura ni funcionalidad, ocasionando cansancio, sueño, lentitud, poca agilidad mental, falta de concentración, entre otros.

Sandwich de Tuna y vegetales

La comida que lleves al trabajo debe ser equilibrada y nutritiva, pero por lo general un menú balanceado debe estar compuesto principalmente por frutas o verduras que deben ocupar la mitad del plato. Seguido por proteína animal o vegetal según las preferencias alimenticias que se tenga, estas deben ser una cuarta parte del plato. Y por último deben estar los carbohidratos. 

Recuerda que la hidratación también es un factor importante en la alimentación, por lo que es necesario llevar una botella rellenable y tomar agua varias veces al día. Ten en cuenta el tipo de trabajo que realices ya que el tipo de comida que lleves puede influir en tu productividad. Por ejemplo, los trabajos sedentarios como los de oficina no necesitarán un extra de alimentos ya que para realizar el trabajo no se requiere un gasto excesivo de calorías, mientras que un trabajo que tiene un mayor movimiento si lo requiere.

Inspírate con esta deliciosa receta de cazuela de pasta con queso y brócoli para llevar al trabajo.

 

Tips para llevar comida al trabajo

En ocasiones por las obligaciones del día y la falta de tiempo, terminamos saliendo a buscar algo rápido de comer, que no siempre son los platos más nutritivos. Por eso, para que no te sientas culpable de no cumplir con tu meta de comer saludable, en Recetas Nestlé® te compartimos 7 tips para que empieces a llevar tu comida al trabajo y tengas una alimentación balanceada.

  1. Empieza por comprar un recipiente para llevar tu comida al trabajo. En el mercado puedes encontrar muchos envases de diferentes materiales y tamaños. Elige el tamaño que mejor se adapte a la cantidad de comida que habitualmente llevas, ni muy grande ni muy pequeño. Son muy útiles los que tienen compartimentos para que los alimentos no se mezclen. Un aspecto importante a tener en cuenta al momento de elegirlo es que lo puedas llevar al microondas, los más utilizados son los envases de vidrio que además de ser aptos para microondas son más higiénicos.
  2. En la noche puedes dejar listos los alimentos que vas a llevar o puedes aprovechar para dejar lavadas y cortadas las frutas y verduras. Si no cuentas con mucho tiempo puedes el fin de semana hacer varias preparaciones y guardarlas en envases separados para cada día de la semana y guardarlos en el refrigerador. Recuerda que la carne cocinada dura entre 2 a 3 días, y la pasta y arroz entre 3 a 4 días.
  3. Intenta ser equilibrado y en la justa medida. No llenes de comida tu envase, sé consciente de la cantidad de comida que consumes. Si tienes dudas sobre la cantidad de alimento que debes agregar, un tip muy sencillo es primero medir la comida en un plato, así podrás calcular la cantidad necesaria.
  4. Evita mezclar alimentos crudos y cocinados en el mismo envase por tema de contaminación cruzada. También evita mezclar alimentos que se deben consumir fríos o calientes, por ejemplo, no guardes la ensalada en el mismo envase con el arroz; si lo calientas, tu ensalada no será agradable de comer y se dañará.
  5. Si alguna de las preparaciones que llevas al trabajo va acompañada de algún aderezo, agrégalo hasta el momento en que lo consumas. Por ejemplo, ensaladas con vinagretas o carnes que van con alguna salsa es mejor llevarla en pequeños frascos o recipientes para agregarlas hasta el último momento.
  6. Si llevas alimentos fríos de merienda durante el día, asegúrate que tu lugar de trabajo cuente con neveras para conservar la cadena de frío y que no se dañe la comida que lleves.
  7. No lleves alimentos que son difíciles de consumir o que generen olores fuertes. Recuerda que compartes el espacio con más personas y ciertos olores pueden ser desagradables. Lleva alimentos como sándwiches, wraps, arroz, papa, pasta, proteínas cortadas en pequeños trozos, ensaladas, frutas previamente lavadas y cortadas, entre otros. 

Aliméntate en el trabajo de una forma deliciosa y balanceada con esta delicia de ensalada caribeña

 

Fuentes:

http://www.cristinanoguera.com/vida-saludable/como-nos-alimentamos-en-el-trabajo-la-importancia-de-la-alimentacion-para-un-buen-rendimiento-laboral/

https://www.turijobs.com/blog/alimentacion-saludable-en-el-trabajo/ 

https://www.workmeter.com/blog/dale-importancia-a-la-hora-de-comida/ 

https://www.businessinsider.com/what-people-take-to-work-for-lunch-around-the-world-2017-9 

https://www.turijobs.com/blog/alimentacion-saludable-en-el-trabajo/ 

https://www.laurafuentes.soy/almuerzos-sanos-saludables-para-la-oficina/

https://www.elmueble.com/orden-limpieza-ahorro/llevate-comida-tupper-trabajo-y-ahorra_42844  

https://www.rebootwithjoe.com/bring-lunch-to-work/ 

https://www.qualitylogoproducts.com/blog/bring-lunch-work/ 

Disfruta más recetas para ti

Da clic aquí y regístrate

¿Quieres descargar recetarios?